CANDIDIASIS

La Candidiasis es una infección causada por una levadura del género Cándida. La más frecuente es la especie Candida albicans, aunque hay otras muchas. Puede afectar a piel, mucosas, uñas y tejidos profundos.

Normalmente se encuentra en pequeñas cantidades en la vagina, en la mucosa bucal, en el tracto digestivo y en la piel y no ocasiona ningún tipo de síntoma o enfermedad.

La cándida y muchos otros gérmenes y microorganismos que normalmente viven conjuntamente se mantienen mutuamente en equilibrio. Sin embargo, algunas veces, el número de Cándida  aumenta, llevando a que se presente una candidiasis.

Entre los factores predisponentes destacan: inmunodeficiencias, diabetes, embarazo, consumo de anticonceptivos orales, antibióticos y corticoides, consumo de hormonas sintéticas (menopausia) sistema inmune deprimido, linfoma, cáncer, obesidad, prótesis dentales, individuos con enfermedades debilitantes, consumo excesivo de azúcares y carbohidratos simples y refinados, carencia de nutrientes esenciales en la dieta, consumo excesivo de alcohol (también cerveza y vino), consumo continuado de agua corriente del grifo, estrés durante un periodo prolongado en el tiempo, estados agudos de ansiedad prolongados en el tiempo, en casos donde exista alguna disfunción digestiva.

La Candidiasis la pueden padecer hombres y mujeres, aunque si hay que destacar que es más común en las mujeres.

Los síntomas varían de persona a persona y fluctúan en gravedad, o pueden ir y venir. La mayoría de los síntomas se pueden confundir con otras patologías, lo que hace difícil su diagnostico.

Los síntomas más comunes son:

•Cansancio

•Problemas de concentración y memoria a corto plazo

•Síntomas tales como dolor en las articulaciones y músculos

•Extrema tensión en los hombros y el cuello

•Reflujo ácido

•Ampollas en la boca/lengua/garganta, ya sean blancas o de sangre

•Sueño intranquilo

•Dolor de garganta

•Lengua revestida blanca

•Círculos oscuros bajo los ojos

•Picor en la piel

•Dolores de cabeza y problemas de sinusitis crónica

•Problemas dentales crónicos

•Escalofríos y sudores nocturnos

•Procesos asmáticos crónicos

•Problemas de equilibrio y mareos

•Sensibilidad al calor o frío

•Intolerancia al alcohol

•Intolerancia al gluten y caseína

•Síndrome de intestino irritable

•Estreñimiento o diarrea

•Flatulencias y distensión abdominal

•Fiebre baja o temperatura corporal baja

•Entumecimiento, hormigueo o sensación de ardor en la cara o en las extremidades

•Sequedad en boca y ojos

•Vómitos

•Problemas menstruales

•Infecciones vaginales por levaduras

•Infecciones recurrentes del oído

•Piel seca, escamas y ronchas

•Eccema

•Dermatitis

•Acné

•Decoloración de la piel o manchas

•Caspa

•Crónica el pie de atleta

•Crónica hongos uñas de los pies y uñas

•Zumbido en los oídos

•Las alergias o intolerancia a alimentos

•Anemia

•Cambios de peso sin cambios en la dieta

•Síndrome de piernas inquietas

•Falta de lívido sexual  o entumecimiento en el área genital

 

Los problemas psicológicos pueden incluir:

•Depresión

•Irritabilidad

•Ansiedad

•Ataques de pánico

•Pensamientos obsesivos recurrentes

•Cambios de personalidad y cambios de humor (irracional ira o llanto sin ninguna razón - miedo de hablar con la gente, cualquier tipo de confrontación, aislamiento)

•Paranoia

Estos son sólo los síntomas más comunes que se han documentado. Pueden aparecer aislados o tener varios de ellos al mismo tiempo, aunque también puede ser una condición subyacente en otras enfermedades.

El problema es que a menudo es ignorada por la medicina alopática y confundida con otras patologías, las cuales no mejoran, precisamente porque la raíz de ellas es la CANDIDIASIS.

¿Cómo tratar la Candidiasis?

El primer paso para tratar una Candidiasis, sea del tipo que sea, es a través de la dieta. Eliminaremos azúcares (incluidas frutas dulces), lácteos y levaduras. Estos alimentos es fundamental eliminarlos totalmente de la dieta, si queremos resultados.

El segundo paso lo haremos con fitoterapia:

•Orégano: es muy eficaz combatiendo hongos y parásitos intestinales. El aceite de orégano es un gran agente antiviral, antiséptico y antibacteriano.

•Tomillo: el tomillo también es eficaz en el tratamiento para la candidiasis debido a sus propiedades antimicóticos y antisépticas.

•Ajo: el ajo también es de gran ayuda para combatir la candidiasis, si no podemos comerlo crudo por su fuerte sabor podemos tomar las perlas de ajo.

•Clavo: el aceite esencial de clavo tiene grandes propiedades bactericidas y antisépticas por lo que es muy eficaz en el tratamiento para la candidiasis.

Otras terapias y suplementos que son eficaces en el tratamiento para la candidiasis son:

El Par Biomagnético, Flores de Bach, Plata coloidal, extracto de semilla de pomelo, prebióticos y probióticos,  aceite de neem, clorofila, alga chlorella, vitamina C, omega 3, selenio, aceite de comino negro.

Como profesional, tengo que decir que no hay dos personas iguales, así como no hay dos tratamientos iguales, ya que una patología se puede ver complicada por otra patología diferente, por ejemplo una Candidiasis se puede ver complicada por Parásitos, Bacterias, Alergias, etc.

Las Terapias Alternativas, es la vía más rápida y más efectiva de combatir esta patología.

MARAVILLAS DE MAGDALA SÁNCHEZ DE GEA