INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS

La ingesta de determinados alimentos puede provocar en el organismo una reacción inesperada. Una hipersensibilidad alimentaria que puede manifestarse de dos maneras:

Alergia alimentaria: que se produce cuando uno o más alimentos afectan al sistema inmunológico, produciendo anticuerpos denominados inmunoglobulina E (igE) para atacar al alérgeno. A su vez, estos anticuerpos estimulan unas células llamadas mastocitos para que liberen en el torrente sanguíneo ciertas sustancias químicas, entre ellas la histamina, como defensa al alérgeno invasor. Estas sustancias causan las reacciones alérgicas que pueden provocar: picor, tos, trastornos respiratorios, etc. Cuando se produce una alergia, debe eliminarse el alimento del cuerpo.

Intolerancia alimentaria: Es un tipo de hipersensibilidad no alérgica frente a algunos alimentos, en la cual pueden estar involucrados tanto mecanismos inmunológicos, tóxicos, enzimáticos o psicológicos, entre otros, y que afecta al metabolismo. Estas intolerancias pueden manifestarse con diferentes síntomas: migrañas, retención de líquidos, problemas digestivos (gases, náuseas, diarrea, estreñimiento, etc.), inflamación en las articulaciones, fibromialgia,  eccema y algunos casos de obesidad.

Hoy sabemos que estas intolerancias van en aumento, pero ¿por qué se producen estas reacciones?

La intolerancia alimentaria se produce cuando el cuerpo no es capaz de digerir correctamente un alimento o uno de sus componentes. A nivel intestinal, el sistema inmune debe discriminar entre aquellos antígenos que son nocivos y aquellos que son beneficiosos para el organismo. No obstante, una sensibilización inapropiada propicia la generación de anticuerpos frente a las proteínas de los alimentos o la flora intestinal comensal. Esto podría conducir a enfermedades crónicas.

Entre las causas físicas más comunes de las intolerancias a los alimentos, podemos destacar: parásitos intestinales, candidiasis, un mal funcionamiento hepático, despoblación de la flora intestinal, etc.

Entre las causas psicológicas o emocionales tendremos que indagar en la vida del cliente, lo primero es ver qué no digiere en su vida, y según el alimento al que sea intolerante puede deberse a una causa u otra.

Como ya he dicho en otras ocasiones, en los años de experiencia que llevo tratando distintos tipos de patologías, tengo muy claro que todo tiene una base emocional. Pero solo tratando la parte emocional no podemos erradicar la intolerancia. Tendremos que tratar la intolerancia a nivel emocional y a nivel físico, ya que el organismo ya está dañado.

¿Qué pruebas puedo hacerme para saber a qué soy intolerante?

 

Un gran número de personas presentan algún grado de sensibilidad frente a distintos alimentos, y esto va en aumento. No obstante, en muchas ocasiones esta resulta indetectable si no se someten a un análisis específico.

TEST ALCAT

El test ALCAT es un método utilizado para diagnosticar intolerancias alimentarias producidas por aditivos mediante un análisis de sangre en el cual se reproduce en el laboratorio la respuesta de nuestras células sanguíneas frente a 20 aditivos (colorantes y conservantes), los más habituales en alimentación.

El inconveniente de este test es su valor económico, ya que no está al alcance de todo el mundo, además de ser un método invasivo.

 SISTEMA NUTRITEST

En este test utilizamos un canal de energía o meridiano y/o determinadas zonas del cuerpo y piel para transmitir y medir diferencias de potencial, con parámetros eléctricos como la imperancia, resistencia, capacitancia o electromagnéticos como frecuencias, longitudes o amplitudes de onda.

 El equipo Nutritest incorpora la más novedosa tecnología para efectuar una medición. Aprovecha y utiliza un  meridiano  el cual discurre a través del intestino grueso, y al que accedemos a través de la zona próxima a la uña del dedo índice, superficie cutánea con unas características físico-químicas diferentes a las de su alrededor y que permiten las mediciones eléctricas que nos interesan.

Para la medición de la intolerancia de los alimentos partimos del conocimiento previo de los parámetros de longitud de onda y frecuencia de los diferentes alimentos, sometidos a métodos espectroscópicos mediante radiaciones electromagnéticas sobre un medio acuoso.

El equipo Nutritest dispone de sus aplicadores, su polo emisor y su polo receptor, que son los encargados de emitir una información y recoger la respuesta de la misma.

La respuesta obtenida, que dependerá de la medición efectuada y su comparativa con unos estándares establecidos, nos dará la información correspondiente a los 4 niveles de intolerancia medidos.

a)      Ninguna intolerancia

b)      Semi-intolerancia o ligera intolerancia

c)      Intolerancia

d)      Grave intolerancia.

En el equipo están memorizadas las frecuencias correspondientes a numerosas sustancias. El software permite la elaboración de datos correspondientes a 193 elementos (alimentos, aditivos, conservantes, polenes, etc.)

El método es rápido, sencillo y eficaz gracias a la alta sensibilidad del equipo Nutritest.

A partir de los datos que se obtengan, el Terapeuta evaluará que alimentos eliminar de la dieta o no. Además de recomendar un tratamiento natural para equilibrar esas intolerancias e incluso que llegue un día que desaparezcan.

Lo natural es que lo que hay en la naturaleza nos siente bien.