REIKI, LA ENERGÍA QUE SANA

         Reiki es un sencillo sistema de sanación, auto sanación y reequilibrio bioenergética en base a la energía universal y al contacto con nuestra esencia divina. Por medio de Reiki canalizamos las Energías Naturales de Sanación que ayudan     a poner en funcionamiento los sistemas de defensas y restablecer la Salud.

         Es un método terapéutico muy poderoso y, sin embargo, muy asequible ya que no requiere de una preparación previa ni de un dilatado entrenamiento especializado. Una vez que la persona haya recibido  las sintonizaciones puede comenzar a utilizarlo con resultados inmediatos.

         El Reiki abre y potencia nuestra conexión con nuestro ser superior fomentando nuestro crecimiento personal. Ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad ocasionada por nuestra forma de vivir.  Es una valiosa herramienta para alcanzar la paz, la relajación y la armonía, y para recuperar e incrementar la salud.

                 Reiki es una palabra de origen Japonés que alude a una forma de curación que utiliza la  Energía Vital Universal o Soplo Divino, o sea, Rei = Universal y Ki = Energía Vital, se refiere a esa Energía Vital Universal que se encuentra en cada uno de los seres vivos, sin Ki no hay vida. El sistema de curación desarrollado a partir del método del Dr. Usui se llama Sistema Usui de Curación Natural o Usui Shiki Ryoho.

         Reiki es energía universal que proviene del gran espíritu, no diferencia las creencias personales ni las razas ya que proviene de la única fuente de Energía Divina. Está al alcance de todos aquellos que deseen aprender el arte de curar. Reiki nos permite vivir en armonía con nosotros mismos y con los demás, mediante una práctica diaria y constante.

         Cuando sentimos dolor en algún lugar del cuerpo automáticamente nos colocamos las manos sobre la zona dolorida, cuando alguien se cae y se lastima una rodilla también colocamos la mano sobre la herida inmediatamente, las manos irradian calor y energía y este don lo poseen todos los seres vivos y nos provee de consuelo y alivio.

         Eso tan simple como poner las manos sobre el lugar dolorido es la base de toda curación y aquel que haya recibido los alineamientos de Reiki tiene abiertos los canales para participar de la energía universal y ser canal para transmitirla a otros.

         Reiki actúa en nuestro ser físico aliviando dolores y favoreciendo los tratamientos convencionales y en nuestro ser espiritual dándonos la posibilidad de ver las cosas con más claridad desde la paz que la energía Divina nos transmite, elevándonos a un estado de armonía y serenidad.

         Para poder aplicar esa Energía Universal llamada Reiki, primero recibimos los alineamientos de un maestro Reiki, llamado iniciación que permite que el alumno se ponga en contacto directo con la fuente Ki (La iniciación es una ceremonia Sagrada donde se abren los canales para que la energía fluya). A partir de ese momento se es canal de Reiki  y la energía que recibe es irradiada por las palmas de las manos y nos acompaña para el resto de nuestras vidas. Lo puede recibir personas sanas, enfermas, a cualquier edad, de cualquier creencia y religión, es más, las mujeres que reciban Reiki antes de tener un Hijo, éstos van a ser también canales de por vida. Cada vez que impongamos las manos, debemos saber que "No somos nosotros los que sanamos", sino que simplemente somos un canal que permite el paso de esta energía universal y nunca esta entregando energía propia. Cada vez que se haga un alineamiento nace un terapeuta Reiki, y este cada vez que coloque sus manos sobre alguien automáticamente canalizará Reiki y Reiki se dirigirá hacia el órgano o parte del cuerpo que lo necesite. Todos nacemos con Reiki y lo llevamos dentro, solo necesitamos un maestro que lo despierte, es muy fácil de aprenderlo sin necesidad de conocimientos previos, es fácil de usar en cualquier momento y situación y equilibra todos los niveles energéticos del cuerpo. La persona sintonizada como canal lo es de por vida las 24 Hs. del día y evita que las energías personales se involucren. Cuando hacemos Reiki a otra persona, no solo le estamos canalizando energía a ellos sino que recibimos nosotros y cuanto más lo practicamos, más lo potenciamos. El Reiki es un armonizador integral y no reemplaza de ninguna manera la intervención de los distintos profesionales dedicados a mejorar la salud.

         Los usos del Reiki son infinitos, se pueden canalizar a seres humanos, plantas, animales, se puede dar Reiki a remedios para quitarles los efectos nocivos y potenciarlo, resulta una ayuda especial a todas las personas que practican profesiones relacionadas con la medicina: fisioterapeutas, enfermeras, masajistas, etc., Se puede dar Reiki a situaciones traumáticas y dolorosas, podemos sanar emociones, traumas, miedos, relaciones, sentimientos........por lo tanto las aplicaciones de Reiki no tienen límites.

        

 

Reiki es Amor...!!!!!

    "El REIKI puede cambiar tu vida y ayudar a cambiar la vida de tus seres queridos, puede ayudar a sanar tu mente, tus emociones y tu cuerpo y enseñarte las claves de la realización sin comprometer en nada tus creencias religiosas y puede abrir tu corazón"

 

Tres claves para tu caminar.

         Sólo tú te puedes salvar a ti mismo penetrando en tu Yo Interior.

         Despierta cada día en todas las cosas que haces.

         Busca tu propio camino en la conciencia plena de la realidad presente, sin recordar el pasado ni adelantar el futuro.

 

 

Principios del Reiki

Sólo por Hoy, no te preocupes

Sólo por Hoy, no te irrites.

Sólo por hoy, sé amable con todos los que te rodean y respeta a todo ser viviente.

Sólo por hoy realiza tu trabajo honradamente.

Sólo por hoy, agradece todos los dones de tu vida.